Home > Limpieza de piezas > Proceso > Limpieza mecánica

Limpieza mecánica

Además de una limpieza más a fondo con cepilllos, soplado y vibraciones, se ha adoptado otro tipo de limpieza:
Ésta requiere de muy poca energía para acelerar incluso grandes masas y superar así la fuerza adhesiva de la suciedad en sus superficie. La limpieza se concentra en los puntos de oscilación y puede expulsarse a través de unas boquillas, de ahí se recoge en un recipiente especial y puede reutilizarse, como ocurre en el caso de los aceites de refrigeración. Éste método requiere solo de ciclos cortos de limpieza de aproximadamente 10 segundos de duración.

La limpieza por vibración se recomienda para componentes simétricos de rotación sin orificios como ruedas dentadas, cojinetes, cigueñales, palancas de cambios o casquilllos de ejes. Según el inventor, el método también puede aplicarse a piezas más complejas pero más o menos cúbicas (como las cajas de los motores) y puede lograr un alto grado de limpieza.

Los métodos tradicionales de limpieza por vibración no deben combinarse con éstos, ya que estos aplican además medios abrasivos

>> Prevención de riesgos, fichas de seguridad,
Modelo Alemán de Columnas, etc

>> Fabricantes, proveedores
>> Potencial de optimización
>> Referencias
Lista de todos los procesos disponibles en la base de datos que utilizan este método de limpieza