Limpieza electrolítica

Este método de limpieza de precisión se suele aplicar como último paso de limpieza previo al galvanizado electrolítico y posterior a una pre-limpieza con disolventes o baños alcalinos. Las capas de los contaminantes no deben ser muy gruesas, pues de ser así la corriente eléctrica se vería obstaculizada. Ver estándar alemán DIN 65473.

El componente pasa a ser parte de un circuito y es utilizado como ánodo o cátodo según el tipo de metal. Junto con el electrodo correspondiente, se sumerge en el baño, que contiene un electrolito. Se aplica un voltaje CC; el ánodo comienza a producir oxígeno y el cátodo burbujas de hidrógeno. Estas burbujas se originan directamente en la superficie del metal bajo la capa del contaminante. Levantan así la suciedad que luego puede disolverse o emulsionarse en el baño.

Este tipo de limpieza puede aplicarse en todos los materiales conductores de la electricidad. El tiempo de limpieza suele ser inferior a los dos minutos.

>> Prevención de riesgos, fichas de seguridad,
Modelo Alemán de Columnas, etc

>> Fabricantes, proveedores
>> Potencial de optimización
>> Referencias
Lista de todos los procesos disponibles en la base de datos que utilizan este método de limpieza