Limpieza in-situ

El concepto de limpieza in-situ se utiliza para referirse a la limpieza de conducciones, cañerías, tanques y sistemas de filtración que no se pueden desarmar y/o desplazar. Su principal ventaja es que permite realizar la limpieza sin necesidad de desarmar la pieza o sistema. Para una limpieza efectiva el agente limpiador debe circular a través de las piezas. Generalmente, el agente de limpieza se hace circular lentamente al menos durante una hora y media, aunque este proceso puede tomar varias horas en caso de sistemas de grandes dimensiones. Se repite la operación para el enjuague. También se puede realizar la limpieza in-situ por aspersión.

>> Prevención de riesgos, fichas de seguridad,
Modelo Alemán de Columnas, etc

>> Fabricantes, proveedores
>> Potencial de optimización
>> Referencias
Lista de todos los procesos disponibles en la base de datos que utilizan este método de limpieza